Testimonio de Alvaro R. Un paciente con tinitus. Usó la terapia sonora durante más de 1 año

Transcripción del video testimonio de Álvaro Luna

Álvaro Luna cuenta su experiencia con la terapia sonora para tratar los zumbidos

“Buenos días, mi nombre es Álvaro Luna. me pidió el doctor Hernandorena, si podía participar de la reunión que van a tener hoy con él, y lamentablemente no puedo estar, pero en ese caso me pidió un testimonio en video, así que lo voy a hacer lo más cortito posible para que no pese mucho.
Lo que les puedo contar es que, quizás sea la experiencia de muchos, a mi me pasó, empecé con esto en el 2012 y empezó como algo esporádico y se fue luego el tinnitus se fue estabilizando y fue cada vez siendo más alto y más molesto y después, revisando por internet uno encuentra cosas a veces bastante aterradoras, de manera tal que me preocupé mucho y después de ir a dos o tres médicos, que básicamente no me daban un panorama muy alentador, y además como son a veces los médicos no muy fríos, por internet encontré al doctor Hernandorena y lo primero que que recibí como positivo es su contención emocional. Uno cuando está con este problema piensa cosas espantosas puede pensarlas, se siente muy mal y por lo menos en mi caso la angustia grande. Así que trata a un paciente solamente desde la dolencia químicamente pura y sin atender el costado emocional, de la empatía hace la diferencia y en mi caso me fui muy reconfortado ya después la primera entrevista, simplemente porque el doctor me dijo que esto tenía cura que podía mejorar sustancialmente y me ha transmitido mucha confianza en ese sentido. Entonces creo que eso ya es un 30 o 40% de recuperarse, saber que a uno le digan que esto tiene cura y consejo: dejar de ver páginas de Internet donde uno puede encontrar cosas muy espantosas sobre el tema y que, en definitiva, no tienen base científica o son simplemente malas experiencias.
Después de eso empecé tratamiento de TRT y terapia sonora con bastante constancia, como me lo pedía el doctor, de una hora a veces una hora y media, a veces dos horas, pero prácticamente todos los días durante casi un año. Por más que dice que lo aconsejable era por ahí un poquito más, un año y medio. Yo ya la verdad que los 9 meses estaba bastante bien o muy bien. Y el primer mes es raro porque uno siente que puede tener más acúfenos que antes, a veces es parte del proceso, empieza a estabilizarse. Es como que el tinitus se empieza a desarmar de alguna manera, a veces está más alto, a veces está más abajo y después de 3 meses se logra, en mi caso lo logré irás mejorando Y a partir de ahí fue todo mejoría y hasta que a punto tal que lo deje. Incluso antes quizás de lo que me había recomendado el doctor.
Qué les puedo decir desde entonces: que ya hace dos años no hago la terapia. Salvo ocasionalmente, porque muy generosamente el doctor me la dejó activada en el panel y espero que no haya sido error y que no me la desactive porque la usó poco pero a veces la uso.
¿Por qué? porque a veces vuelve el acúfeno.
Lo que les quiero decir es que yo pasé de un ranking de estar de 30 días, 18 con zumbido altísimo, 4 con acúfeno medio y el resto sin acúfenos. A que hoy puedo tener tinitus uno o dos días al mes. El resto son acúfenos de grado 1, máximo 2. O sea no me molestan para nada totalmente tolerables. Y si suben un poquito ni me doy cuenta Porque lo que hace el tratamiento es o bien lo elimina casi en su totalidad o bien lo deja en una dimensión donde a uno realmente no le molesta.
Al principio cuando a mí me decían esto yo decía: “a mí no me gusta, yo no quiero vivir con un acúfeno y acostumbrarme y que no moleste”.
Pero les aseguro que es así, pasa el tiempo y aún cuando uno lo tuviera ya no se angustia tanto. Porque sabe que es pasajero, que serán dos o tres días. Y además cuando me pasa, me pasó esta semana por ejemplo, y veo en retrospectiva qué hice, y bueno, me pasó que un día tome mucho alcohol, porque me junté con amigos y tomé champagne, vino. Dormí mal.
Y acá, por lo menos mi experiencia, la clave absoluta, además de la terapia TRT y terapia sonora con muesca a medida, es dormir bien. Dormir bien y que el cerebro descanse bien. Por eso no hay que intoxicarlo con alcohol porque el alcohol evita que el sueño sea profundo, que se produzca la famosa etapa REM. El cuerpo debe descansar. Y para ayudarlo a descansar, lo ideal es además hacer deporte regular y si además le agregamos alguna actividad agradable durante el día todo eso ayuda a relajarnos.
Yo confieso que no siempre puedo, tengo mucho trabajo, soy independiente, no tengo mucho tiempo para hacer cosas como hobbies y demás, y deporte tampoco, así que hago lo que puedo, pero si noto que cuando duermo mal, duermo poco, digamos menos de seis horas, a pesar de haber hecho el tratamiento, a mi me aparece el acúfeno.
En general, no es una regla fija. Puede pasar que duerma cuatro hora y que el zumbido no esté.
En general, por lo menos en mi caso, cuando se combina la falta de sueño, con algún factor estresante, como puede ser que debo algún trabajo, que sé que tengo alguna cosa que se que estoy en falta y demás, me aparece. Entonces el acúfeno es como un aviso para mí de que uno tiene algo en la vida que lo tiene que ordenar un poco mejor. Ordenar mejor su agenda, ordenar mejor su vida saludable, ordenar mejor cómo se relaciona con ciertas cosas y descansar. Cuidar el cerebro, que es un órgano muy noble y rápidamente se restablece, pero hay que cuidarlo.
Y la terapia sonora para mí fue clave porque provocó esa famosa habituación al punto tal que uno no lo escucha, realmente. Es como que desaparece.
Así que bueno, quería hablar poco y se me hizo ya siete minutos.
No les doy más lata con el tema. Espero que les sirva mi testimonio.
Cuando uno está empezando es muy desesperante, está angustiado, desesperanzado, pensando “qué maldición me pasó”, pero hay gente que tiene cosas mucho peores. No es consuelo, uno cuando tiene este problema tiende a focalizar en él y hay que tratar justamente de pensar en otras cosas.
Otra cosa que hice en algún momento, que me sirvió, es hacer algunos ejercicios de relajación, que también me vinieron bien.
Pero insisto, creo que lo fundamental es la terapia sonora y después cuidar el sueño y el estrés. Y después tener perseverancia con el tratamiento. Son bastantes meses. Pero bueno, en cualquier momento, a la mañana, al mediodía, a la tarde, darle al tratamiento.
Yo les aseguro, por lo menos en mi experiencia, es intransferible, yo se que no quiere decir que a todo el mundo le va a pasar lo mismo, pero bueno, si les sirve de algo bienvenido.
Yo estaba en un estado de angustia extrema y de no saber qué hacer, realmente mejoré un cien porciento o noventa y cinco porciento.
Así que bueno, les mando saludos a todos. Ánimo para todos, que esto se cura, esto se arregla y confíen en el doctor que siempre está disponible para hablar con el que quiera y para estar con el WhatsApp y además es un profesional excelente.
Bueno, saludos a todos.”